Bernardo Muñoz Carvajal

Espacio personal de Bernardo Muñoz.

Categoría: radio nights

Radio Nights. Chris Isaak.

Chris Isaak Summer holiday

Chirs Isaak

¿Quien recuerda aquel amor de verano?

Muchos, sin duda. Aunque pocos han sabido cantarlo tan bien como Chris Isaak en su tema Summer Holiday.

Una voz que derrite en su lamento y que quema más que el sol.

Os aviso: Cuando llegue el “La, la la la, la, la” más de uno o una se derretirá. Si no lo ha hecho antes.

Feliz verano y felices amores.

 

 

 

 

 

Radio Nights. Eurovision

El reto de esta semana ha consistido en seleccionar un tema que haya representado a España en Eurovision sin que la elección traicione el espíritu de este blog.

Una tarea difícil, habida cuenta de que el desastre de esta última edición no es un hecho aislado. Al revés, este fiasco se suma a una larga lista de despropósitos, fracasos y vergüenzas, tanto propias como ajenas.

Un triste palmarés de que no debe hacernos olvidar que hubo un a vez, hace ya mucho tiempo, que fuimos capaces de enviar canciones excelentes.

Como este “Eres tu” de Mocedades.

Aunque de esto hace ya 45 años.

Por cierto, comentar como curiosidad que el compositor de la canción, Juan Carlos Calderón -a quien puede verse dirigiendo la orquesta- tuvo también mucho que ver en que el archiconocido “Mediterraneo” de Joan Manuel Serrat sea la canción que todos amamos. Dicho queda a modo de pequeño homenaje.

Radio Nights. El último sueño de Avicii

Perdonen que esta noche rompa la tradición de música intimista de esta sección. Pero la noticia de la muerte de Tim Bergling, más conocido como Avicii, me obliga a este sencillo homenaje.

A este Disk Jockey debo que que un dinosaurio como yo, anclado en la música del pleistoceno, gire de vez en cuando mi interés -y con admiración- hacia  la música de baile.

Nadie debería morir con 28 años, y un tipo con tanto talento aún menos. Pero la música nos tiene acostumbrados a tales crueldades. En este mismo blog ya hemos mencionado algún ejemplo. Tampoco han trascendido las causas de su fallecimiento. Pero releyendo la letra de su enorme hit “Wake me up”, algunos versos hielan la sangre:

“Desearía poder quedarme así de joven para siempre,

no tengo miedo de cerrar los ojos”.

Como también dice esta canción, ojalá pueda sentir su camino a través de la oscuridad.

 

Radio Nights. Sade

La conocemos como Sade aunque su nombre real es Helen Folasade Adu. Hablamos de elegancia en estado puro.

SadeEste vídeo nos permite disfrutar de “Smooth Operator”, su tema más conocido, en un montaje escénico sencillamente espectacular. Y de regalo “Your Love is King”

La grabación es de 2011, 25 años después del estreno de estas canciones. Un tiempo que no parece haber sentado nada mal a Helen. O a Sade, como prefieran.

Les dejo con la bella.

 

Radio Nights. El tres por cuatro de Joss Stone

radio nightsSi algo tienen en común la mayoría de canciones que escuchamos hoy día, ya sean de estilo pop, rock, metalero o latino, es el compás con que se estructuran: el 4 por 4.

Cabe suponer que nuestros oídos prefieren los cuatro golpes por compás a cualquier otra base rítmica. Lo cierto es que la abrumadora presencia del cuatro por cuatro ha relegado a otros compases a un plano minoritario dentro de la producción musical.

Uno de los grandes perjudicados es el tres por cuatro. El conocido “um pa pa” ha marcado durante siglos el ritmo de polkas y valses.  Géneros tan populares antaño como carpetovetónicos para el oído de hoy. Pues bien, En el blues y el soul, el tres por cuatro también tiene su hueco. Y en más canciones de las que podríamos sospechar.

Para demostrarlo, ilustraré esta entrada con un impresionante tema: “I Put A Spell On You”. No quiero ser acusado de viejuno, por lo que hoy no me basaré en la versión original de 1956, interpretada por el histriónico Screamin Jay Hawkins. En su lugar he escogido la recreación que hace de él Joss Stone, un primor de voz y sensibilidad de apenas 30 añitos.

Para entender el tres por cuatro, os invito a marcar el ritmo de esta canción con el pie. O tratar de bailarla como si fuera un vals. Como siempre, os recuerdo que para disfrutar de la música basta escucharla. Pero el vídeo tiene sus ventajas. Una es poder ver a la propia Joss Stone, quien amén de artistaza es un auténtico pibón (escrito con B, que quede claro). La otra, descubrir el parecido más que razonable de su guitarrista con Lionel Messi. ¿O no?

 

Radio Nights. Amy Whinehouse

radio nightsComo ya dije en una entrada anterior, en una vida paralela me hubiera encantado conducir un programa de radio nocturno desde alguna emisora olvidada. Fumar como un carretero y emborracharme sin prisas mientras pincho canciones de esas que solo deben escucharse de madrugada.

Ya no tengo edad para excesos. Tan siquiera creo que me resulte placentero pasarme la noche en vela. Pero Internet me brinda la posibilidad de llevar a la práctica algo parecido a mi sueño. Y, bien mirado, la red también tiene sus ventajas. Valga por ejemplo esta canción.

“Stronger Than me” es uno de esos temas que pierden todo sentido si se radian a la luz del día. Pero ver el video permite otros placeres, como disfrutar de una Amy Winehouse radiante, aún sin tatuajes, recordándonos que también sabía tocar la guitarra.

Os dejo con ella.

Radio Nights

radio nightsUn locutor de radio susurrando a un micrófono, de madrugada, desde una desconocida emisora. Fantaseando con lo que pudo ser y no fue. Recordando antiguos amores y desamores. Recomponiendo imágenes de un tiempo ya perdido. Sincerándose ante las las ondas sabiendo que, con toda probabilidad, no le escuchará nadie. Aunque ¿quien sabe? quizá alegre la noche la noche a algún conductor solitario mientras atraviesa la ciudad.

“Bajo la voz, cálida y envolvente, la música de Steely Dan”

Todos tenemos imágenes recurrentes en nuestro imaginario y ésta, la de un lobo solitario aullando a la noche a través de las ondas,  es una de las que siempre me sugieren. Cuando la recogí en uno de mis relatos, había algo de homenaje en su inclusión.

Pues bien, escribir en este blog me produce un sensación similar. La de sincerarme ante el ciberespacio sabiendo que, entre la enormidad de información que se crea y se destruye a cada instante en Internet, cuanto diga a través de esta humilde bitácora quedará para mí. O para mis más allegados.

Una sensación que me encanta.

Porque lo que digo no es útil, ni está estructurado, ni indexado, ni es noticia ni suscita el interés general. Lo escribo porque me da la gana. Aunque, al igual que mi locutor de radio, tampoco renuncio a confortar a alguna alma solitaria a la que el azar -o la falta de precisión en sus términos de búsqueda- haya hecho recalar hasta aquí.

Si es tu caso, te doy la bienvenida. Y te regalo “Aja” de Steely Dan.