Perdonen que esta noche rompa la tradición de música intimista de esta sección. Pero la noticia de la muerte de Tim Bergling, más conocido como Avicii, me obliga a este sencillo homenaje.

A este Disk Jockey debo que que un dinosaurio como yo, anclado en la música del pleistoceno, gire de vez en cuando mi interés -y con admiración- hacia  la música de baile.

Nadie debería morir con 28 años, y un tipo con tanto talento aún menos. Pero la música nos tiene acostumbrados a tales crueldades. En este mismo blog ya hemos mencionado algún ejemplo. Tampoco han trascendido las causas de su fallecimiento. Pero releyendo la letra de su enorme hit “Wake me up”, algunos versos hielan la sangre:

“Desearía poder quedarme así de joven para siempre,

no tengo miedo de cerrar los ojos”.

Como también dice esta canción, ojalá pueda sentir su camino a través de la oscuridad.