Bernardo Muñoz Carvajal

Espacio personal de Bernardo Muñoz.

Mes: marzo 2018

Radio Nights. Amy Whinehouse

radio nightsComo ya dije en una entrada anterior, en una vida paralela me hubiera encantado conducir un programa de radio nocturno desde alguna emisora olvidada. Fumar como un carretero y emborracharme sin prisas mientras pincho canciones de esas que solo deben escucharse de madrugada.

Ya no tengo edad para excesos. Tan siquiera creo que me resulte placentero pasarme la noche en vela. Pero Internet me brinda la posibilidad de llevar a la práctica algo parecido a mi sueño. Y, bien mirado, la red también tiene sus ventajas. Valga por ejemplo esta canción.

“Stronger Than me” es uno de esos temas que pierden todo sentido si se radian a la luz del día. Pero ver el video permite otros placeres, como disfrutar de una Amy Winehouse radiante, aún sin tatuajes, recordándonos que también sabía tocar la guitarra.

Os dejo con ella.

Adiós a Philip Kerr

Philip Kerr, el padre de l detective Bernie Gunther, ha muerto a los 62 años de edad a consecuencia de un cáncer.

Reconozco mi pasión por este autor, y en especial por el detective Bernie Gunther. No es fácil encajar novela negra y nazismo, ni construir un personaje entrañable sobre la base de un ex oficial de las SS. Philip Kerr lo logró de una forma convincente. Aunque las aventuras de Bernie Gunther se movían en escenarios tanto anteriores como posteriores a la contienda, sus descripciones del Berlín ocupado de la postguerra me parecían sobrecogedoras. Vencedores jactanciosos, vencidos malviviendo o prostituyéndose por un trozo de pan, y en medio Bernie, un superviviente cuyos valores personales,  a veces entrerrados por unos usos a lo Philip Marlowe, estaban muy por encima de la miseria en la que le tocaba moverse.

Philip Kerr fu uno de los grandes maestros de la novela negra de ambientación histórica, subgénero del que han bebido autores como Maurizio de Giovanni, con su comisario Ricciardi, o Steven Saylor, padre de Gordiano el Sabueso

Reconozco que no he leído sus tres libros, también de género negro, ambientados en el mundo del fútbol y protagonizados por un personaje, Scott Manson, que para muchos iba camino de situarse como un nuevo clásico.  Lo haré -alguno tengo por casa- aun con la pena de saber que lo que lees ya es historia.

Descansa en paz Philip.

 

El libro de Bernardo

Tras una espera de tres años capaz de romper los nervios a un muerto, me complace anunciar que mi libro verá por fin la luz este 2018. Y lo hará –toco madera- con la misma editorial que ya confió en él en su momento.

Como aún desconozco si el título propuesto será el definitivo, me referiré de momento a él como “El libro de Bernardo”. Quizá no sea muy original, pero resulta fácil, clarificador e… indexable. Espero que disculpéis esta pequeña vanidad. (habrá más, me temo)

El libro de Bernardo dispondrá de una distribución tradicional, aunque con notables añadidos. Además, el editor me permitirá implicarme en el proceso de lanzamiento y difusión de la obra. Un verdadero reto para alguien que trabaja en temas de comunicación desde hace un montón de años.

Así que, recuperado el sentido original de este blog, toca desempolvarlo. Os recuerdo que su objetivo es doble:

  • Recoger todas las experiencias, desde alegrías y agasajos hasta angustias y collejas, que se sucedan desde ahora hasta que la novela vea la luz.
  • Explicar la estrategia a emplear y las acciones concretas que deseo implementar para darlo a conocer, así como el resultado de las mismas.

Por tanto, habrá artículos de contenido muy general y otros más enfocados al marketing editorial. He trabajado el estilo de estos últimos a fin de que resulten amenos. SI además llegan a ser útiles estaré encantado.

Cuento con todas y todos. Nos vamos a divertir.

Fariña

Fariña

Acaba de llegar a casa Fariña, el libro de Nacho Carretero, vía Círculo de Lectores. Lo he recibido con toda normalidad  casi un mes después de que una jueza ordenara su secuestro.

Nadie podrá acusarme de haberlo adquirido de manera ilegal. Y puedo asegurar que no he pagado por él ni un céntimo más de su precio estipulado.

El caso es que aquí está. Un libro que, sin todo este revuelo, dudo mucho que hubiera comprado.

Tampoco creo que lo lea ahora, Y es que la versión televisiva de Fariña, arrancada también hace tres semanas, me tiene enganchado.

Estoy convencido de que en pocos años la promoción de Fariña se estudiará en universidades y escuelas de negocio como un hito en el marketing editorial.

Moraleja: Pensando en el próximo lanzamiento mi libro, creo que quizá sería buena cosa presentárselo a un juez. Por si decide echarme un cable.